Carácter

Yo y mi gran bocota – Indomable

Como una pequeña chispa que tiene el potencial de quemar todo un bosque, nuestras lenguas son indomables, con el poder de controlar nuestros cuerpos. Tenemos esta herramienta que con sólo usarla muy poco puede construir todo lo que nos rodea o derribarlo todo.

¿Qué hacemos con ese tipo de poder? No podemos encerrarlo. Pero podemos, por la gracia de Dios, aprender a controlarlo.

Leave a Reply