Esperanza

Mientras tanto – La nueva normalidad

By marzo 22, 2020 No hay comentarios

¿Qué hacemos cuando nuestras circunstancias son tan difíciles que no hay salida ni cómo avanzar? Tenemos problemas para los que parece que no hay soluciones. Tenemos preguntas sin respuestas.
En momentos como estos, estamos tentados a correr o rendirnos. Estamos tentados a ceder a los celos, el resentimiento y la ira. . . especialmente hacia Dios.
Y es que, cuando la vida se pone difícil, sentimos como si Dios estuviera ausente, apático o enojado.
Pero, ¿y qué si no lo está? ¿Será posible aferrarnos a la alegría, la esperanza y la paciencia mientras tanto?

Leave a Reply