Los malos de la Pascua | Parte 1 | Mi nación privada

En los días y semanas que precedieron a la primera Pascua, el sumo sacerdote Caifás estaba en presencia de Jesús, el Salvador del mundo. Pero se negó a abandonar su búsqueda de control y rendirse a su Creador. Es fácil pensar en Caifás como un tonto, pero ¿qué hemos puesto en el lugar de Dios?

Publicar un comentario